Comparte esta nota!

Casa Argentina entrevistó al prestigioso consultor y diseñador. Un viajero incansable y gran conocedor de las tendencias y el mercado.

Charlamos con el consultor y diseñador José Luis Zacarías Otiñano y enseguida nos contó sobre lo que viene para este año; la democratización de diseño a partir de los ’50; Nueva York como la gran competidora de Milán y la moda recargada que parece querer volver con todo.

Aquí la entrevista:


José Luis, ¿qué tan rápido cambian las tendencias en decoración?

A partir de los ’50, ‘60 y ‘70 los muebles se empiezan a hacer a escala y cambia el modelo de producción, entonces las tendencias se modifican con más velocidad, pero no al ritmo de la indumentaria, que lo hace cada seis meses. Desde esa época podríamos decir que el diseño se comienza a democratizar, llega a más personas y a un precio más económico. Los canales de distribución se multiplican y aquello que al principio era caro se vuelve más accesible.

 
Galería de Arte en Bergen, Noruega.

¿Hay alguna feria que marque el inicio del nuevo año?

Definitivamente la más importante y en la que todos ponen su mayor ingenio es Milán. Pero existen varias más en Francia y en Dinamarca, por citar solo algunos países. Es más, del 10 al 22 de mayo, se llevará la acabo la semana del diseño en Nueva York y te diría que esa es la gran competidora de Milán. En NY vienen dándose nuevos e importante desarrollos inmobiliarios. Se ve claramente en la parte West de Manhattan, de la 14 a la 36 Street: esas obras le están brindando un nuevo perfil a la isla. Sin dudas NY va a tener una preponderancia enorme tanto en diseño de arquitectura como en el interior e industrial.

 

¿Qué es lo más nuevo en cuanto a deco? Leí que se vienen las figuras geométricas, los jardines verticales, la onda vintage…

Bueno, puede ser un poco de todo eso, pero la verdad es que en este momento vale todo. Depende cuál es el estudio y cuál es el concepto de lo que se quiere llevar a la práctica.

 
Bar de la Filarmónica de París, uno de los lugares favoritos del diseñador.

Sí, pero ya no hay estilos tan marcados como en su momento fue el minimalismo, ¿no?

Es cierto, en términos generales te diría que vienen pautas más recargadas, más ochentosas. Se están viendo muchas panas, terminaciones metálicas e incluso  pintura de autos en bibliotecas. Predomina lo más elaborado y pesado. Pero insisto: ya no hay lineamientos tan marcados, uno toma lo que le hace falta y lo que siente. Existen millones de variantes y todas tienen su concepto de estética, y se puede cambiar.

 

Un ejemplo de cambio fue el que hizo India Mahdavi cuando dejó a Chistian Liaigre, el interiorista francés cuyos muebles eran de una simplicidad absoluta.

Exactamente, cuando ella renuncia, después de años de ser su mano derecha, se pone a trabajar con los excesos.  Cambió en busca de su propia estética y hoy es tan vigente ella como Liaigre.

 

Una imagen del salón de escultura del centro Georges Pompidou.

¿Cuál dirías que es la tendencia que más ha perdurado en el tiempo?

Los clásicos como La Bauhaus y el diseño escandinavo perduran y a su vez tienen sus reinterpretaciones. El diseño escandinavo tiene vida para rato.

 

Pensás que de alguna manera la deco actual le está ganando espacio a la moda?

En términos generales la moda en la decoración sigue los pasos de la indumentaria, pero no con la misma velocidad. Sí hay un lineamiento en cuanto a colores y estilo de vida. Hoy predomina una revalorización del interior, de vivir la casa y disfrutarla. En otras épocas todo era más para afuera, ahora se trata de vivir hacia adentro, apostar la comodidad, a la calidad y a la estética. Pocas cosas, pero buenas y que te hagan feliz.


Un restó con mucho diseño en Bergen, Noruega.

 

El diseñador por Bergen, Noruega.