Comparte esta nota!

La tendencia de disfrutar puertas adentro sumado a las ferias y carreras que se multiplcian hacen que la decoración sea un nicho que no para de crecer.

De un tiempo a esta parte la decoración dejó de pertencer a un pequeño grupo de expertos para llegar cada vez a más personas. Así los cursos de interiorismo se colman, las ferias deco se multiplican y los workshops para hacer o restaurar muebles son furor.

Lorena Rabazza, dueña de Neoda lo explica así: “En los últimos años hemos visto un gran crecimiento de todo lo que tiene que ver con la decoración. La Navidad pasada notamos un incremento enorme en nuestras ventas, y hasta vimos como muchas abuelas venían a buscar la sillita Conejo para el cuarto del bebé, en lugar de optar por ropa o juguetes. Hoy las personas valoran la practicidad de los objetos, pero también su estética. No por casualidad marcas como Essen o Atma incorporaron color a sus productos: no solo desean que sean útiles sino también estéticos. Personalmente asocio este cambio al boom del diseño nórdico. Los habitantes de esos paíes pasan -por el inclemente clima que soportan- mucho tiempo adentro de sus casas y por ello las ponen tan lindas. Para los nórdicos todo tiene que ser moderno, sencillo y funcional”.

Silvia Cárcano, decoradora.

Por su parte, la decoradora Silvia Cárcano también nota este gran auge: “Si bien el diseño viene ganado terreno desde hace ya un largo tiempo, el recorte que tiene que ver exclusivamente con la deco está sumando adeptos. En mi opinión lo que más influye son las redes sociales. Esta herramienta, que para muchos es un medio de comunicación en sí, acerca la deco a un público enorme. Su gran accesibilidad, sus vivos y tutoriales permiten que la gente se anime, explore, pruebe y hasta se atreva a cambiar el espacio en donde vive”.

Porque el crecimiento también está ligado al gran éxito del DIY (Do It Yourself, Hágalo usted misma): hoy con sencillos tutoriales podés armar una banqueta, pintar una puerta o convertir un azulejo blanco en símil calcáreo. “Las empresas han puesto el ojo ahí y sacaron una infinidad de productos de muy fácil uso que permiten que cualquier persona pueda readaptar y modernizar sus espacios”, completa Cárcano.

Estampado sobre tela, pátinas, técnicas para hacer en casa que vuelven más accesible a la decoración.

Matilde Cohen, arquitecta y profesora de Home Deco en Espacio Buenos Aires, también acuerda con el aporte de internet, pero aclara. “Definitivamente la web democratizó todo el conocimiento y nosotros desde Espacio Buenos Aires vemos un gran interés por estos temas. No obstante, lo que trato de decireles a mis alumnos es que lo que se ve online no es suficiente, hay que tener ideas conceptuales. Siempre doy el mismo ejemplo: podés buscar el nombre de una enfermedad en Wikipedia, pero para saber si la tenés hay que ir al médico. Otra cosa que es cierta y que confirma la idea del avance de aquello relacionado con la decoración es que en los últimos tiempos la vida nos cambió a todos: antes instalar la tele en el living era mala palabra y en la actualidad suele ser la reina de ese ambiente. Tiempo atrás la cocina se escondía, ahora no solo está integrada sino que cada vez es más grande porque cuando invitamos a comer muchas veces se cocina entre varios. Por útlimo, puedo decir que los locales que venden objetos de decoración se multiplican y muchos son de productores nacioanles y súper lindos. La oferta es enorme y hermosa. Son objetos prácticos y con diseño”, concluye Cohen que también aporta que en el curso de interiorismo que ella dicta, este año se notó un aumento de alumnos con respecto al año anterior.

Tutoriales para aprender a restaurar muebles se multiplican en las redes sociales.